Feliz cumpleaños en este 40 aniversario de la Constitución de 1978

Artículo del Director del Instituto de Cultura Gitana, Diego Fernández

Los sectores más moderados del Régimen pactaron el futuro con una izquierda pragmática y posibilista y firmaron un acuerdo que nos ha permitido situar a España en el contexto internacional sin complejos. Esto no había ocurrido al menos en la historia contemporánea de nuestro país en la que las dos Españas resolvieron sus discrepancias con golpes de estado sucesivos, guerras fratricidas, y asesinatos políticos. Durante los últimos siglos España era un polvorín a punto de estallar. La Constitución del 78 simboliza políticamente, el final del túnel de odio y el comienzo de una senda de esperanza y de paz donde las diferencias políticas se resolvían en las urnas y en el parlamento. Produce escalofríos cuarenta años después escuchar a algunos líderes políticos insistir en posiciones fratricidas intentando devolver a España a los tiempos del polvorín.

En lo que a los gitanos respecta, la Constitución del 78 no solo fue firmada por un gitano, Juan de Dios Ramírez Heredia, si no que abrió la posibilidad del reconocimiento político de nuestro Pueblo y de nuestros derechos colectivos. Es obvio que se ha producido un estancamiento en el tratamiento de la cuestión gitana y que buena parte de nuestras expectativas no se han cumplido. Sería largo de relatar las razones y las soluciones que he intentado explicar en mi tesis doctoral pero la Constitución sigue estando ahí, como garante de lo que podemos hacer y no hemos hecho, y, sobre todo, como  guía de los pasos que algún día deberíamos consensuar.

La Constitución es el marco jurídico que define el régimen político de un país, pero también es el punto de partida desde el que los derechos alcanzan su mayoría de edad. La libertad siempre es un camino donde transitar. Los gitanos sabemos de caminos aunque no de caminos políticos, por eso debemos mirar la Constitución y leer un artículo cada mañana. La Constitución también es nuestra. Tan nuestra que fue firmada por un gitano. Recordémoslo siempre, viva la Constitución.

Sin comentarios

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar