Día de los gitanos y las gitanas madrileñas

Discurso de Amara Montoya, coordinadora del ICG, en representación del movimiento asociativo gitano de la Comunidad de Madrid, con motivo de la celebración del 24 de mayo: “Madrid también es gitana”

 

Lacho dives, Buenos días

Presidenta de la Asamblea de Madrid, portavoces de los grupos parlamentarios, Directora General de la Dirección General de Servicios Sociales e Integración Social y Directores Generales, director del Instituto de Cultura Gitana, representantes del movimiento asociativo de Madrid… Queridas primas y primos, amigos y amigas.

Hemos tenido días de fiesta a lo largo de esta semana, Madrid se ha vestido de colores y lunares porque “MADRID TAMBIEN ES GITANA”. Por este motivo, desde las entidades que intervenimos con gitan@s en Madrid, por el desarrollo del pueblo gitano, hemos venido hasta aquí, con el deseo de compartir estos días de fiesta. La celebración del 24 de mayo, es sin duda, un paso más, hacia el reconocimiento social e institucional de la Cultura Gitana, como Patrimonio común de todos los madrileños. La Asamblea de la Comunidad de Madrid, declaró el 24 de mayo del año 2016, como el día de las gitanas y gitanos madrileños, recordando que fue el 24 de mayo de 1.484 cuando en sesión celebrada en la iglesia del Salvador, los regidores de Villa de Madrid concedieron a los gitanos una donación de 1.000 maravedíes para seguir en peregrinación por los caminos. Este episodio, fue un ejemplo de grandeza, cariño y respeto simbolizado en sus gobernantes que supieron abrir su corazón a nuestro Pueblo.

Hoy recordamos aquella acción y festejamos nuestra gitaneidad, poniendo en valor las aportaciones que el pueblo gitano ha realizado siempre, en la construcción de la historia de nuestro querido MADRID. Conmemorar este día también significa, honrar a nuestros antepasados y recordar nuestra historia. Fue en Madrid, donde los reyes católicos proclamaron la pragmática de expulsión de los gitanos en 1.499 y en 1.592 se prohibió “el uso de la lengua particular de los gitanos”, bajo pena de ser castigados como vagabundos, aunque tuvieran domicilio y oficio conocido. La aprobación de la constitución nos reconoce como españoles de pleno derecho y son muy pocos años de derecho frente: • A los siglos de ausencia de los mismos. • A la violación de los derechos fundamentales, que nos muestra una historia marcada por la persecución, la asimilación cultural y el exterminio. Pese a este legado histórico, los gitanos siempre, hemos llevado con excelencia el ser españoles, madrileños y gitan@s, y lo hemos vivido con honor y honra.

Frases comunes como “De Madrid al cielo” han sido y son las expresiones más significativas que los gitanos seguimos utilizando para sentir el orgullo de ser gitanos y madrileños. Somos la minoría étnica autóctona más importante del Estado y representamos más del uno por ciento de la población total de Madrid. La Comunidad de Madrid no se entendería sin los gitanos. Una comunidad que ha visto nacer embajadores del flamenco gitanos, que son mundialmente conocidos. Una localidad donde parte de su oferta turística nace en los tablaos flamencos que nacen especialmente, del arte de los gitanos. Una comunidad donde la bohemia se vistió de gitana en autores de la talla de George Borrow o Valle Inclán. Una ciudad cosmopolita que supo acoger a un pueblo que buscaba nuevas oportunidades, con la llegada de la industrialización. Una ciudad que ofreció nuevos horizontes, que tenían forma y colores de diversidad, y daban sentido y esperanza a todas las familias que encontraron en Madrid la posibilidad de continuar subsistiendo. Madrid ciudad de las oportunidades, así la recuerdan nuestros ancianos, ya que muchas de estas familias que venían de los pueblos, se cobijaron en la ciudad, al amparo de otras familias, que ya residían aquí, cautivando entre todos las promesas que ofrecía la ciudad. Pasearon por Madrid nuestra historia, contaron nuestras tradiciones y compartieron nuestros valores, poniendo en valor nuestra gitanidad.

Nuestros símbolos principales se reconocen en el Congreso Mundial Roma-Gitano celebrado en Londres en 1971, donde se instituyó la bandera, el himno y se reconoce el día 8 de abril como el día internacional del pueblo gitano. Una bandera constituida por tres colores, azul que representa el cielo, el verde, los camino transitados y el color rojo, que dibuja una rueda, que recuerda, el movimiento nómada del pueblo gitano, su historia y el amor a la libertad. Un Himno Internacional Gitano, que lo compuso el romà yugoslavo Jarko Jovanovic a partir de una canción popular gitana de los países de la Europa del Este. Sus versos están inspirados en los gitanos que fueron recluidos en los campos de concentración nazis durante la Segunda Guerra Mundial. Todos nuestros símbolos, han afianzado nuestra identidad como pueblo y son elementos fundamentales de legitimidad cultural y reconocimiento social.

Estamos convencidos que HOY la cuestión gitana, necesita una apuesta política que debe de incluir a todas las ideologías, para realizar un plan de Estado que desarrolle estrategias y medidas que acaben con la discriminación, el racismo y la desigualdad social histórica, de nuestro pueblo. En este sentido, el cumplimiento de la Estrategia de Inclusión Gitana de la Comunidad de Madrid 2016-2021, es fundamental para que las gitanas/os madrileños podamos, de una vez, alcanzar la igualdad y equidad social como el resto de los madrileños.

Hoy, instamos a nuestros representantes políticos a que velen juntamente con nosotros por la aplicación y desarrollo de la citada Estrategia. Quisiera hacer una reseña al género, ya que los cambios más significativos que se han producido en los últimos años, lo hemos hecho las mujeres en general, y las mujeres gitanas en particular dentro del pueblo gitano. Hemos incorporado miles de estrategias, que han incidido de forma significativa en el desarrollo de todo un pueblo. Hemos abanderado un movimiento feminista, con el resto de las mujeres, fomentando el liderazgo y la visibilización de referentes, y ya no hay marcha atrás .

Quisiera finalizar compartiendo unos versos que la autora es Carla Santiago Camacho:

“Traigo un perfume, esencia de flores silvestres de los campos embriagados de lunares y cantares. Traigo un perfume, que recuerdan aquellas voces que envolvían de alegría y soniquete los suspiros escondidos de la noche. Traigo un perfume, que habla de un pueblo al que nadie ha arrebatado su memoria, que transita por los recuerdos de verdugos que quedaron silenciados en la historia. Traigo un perfume, que enciende la diferencia y apaga el temor, que ilumina la esperanza y cura el dolor. Traigo un perfume que abraza las promesas que se quedaron en el olvido e incita a recoger lo que legítimamente es suyo. Traigo un perfume que desprende sabores de diversidad, derechos humanos y justicia social. Traigo un perfume, que apuesta por la igualdad, trasmite diferencia y comparte gitanidad”

Sastipen Thaj Mestipen, Salud y libertad para todos Muchísimas gracias

Sin comentarios

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar