Comunicado sobre los sucesos racistas de Castellar (Jaén)

Ante los dramáticos sucesos ocurridos en la ciudad de Castellar (Jaén) en los días pasados en los que centenares de ciudadanos han participado en una manifestación ilegal con la intención de expulsar a sus vecinos gitanos del pueblo intimidando, provocando y quemando sus viviendas, organizaciones gitanas de toda España reunidas en Jaén en este día, 25 de agosto de 2014 queremos efectuar el siguiente comunicado:

1) La actitud violenta de los ciudadanos de Castellar que participaron en la manifestación es un ejemplo de romofobia o antigitanismo. La reiteración de este tipo de comportamientos racistas demuestra que sus autores creen equivocadamente que su conducta no lleva aparejado reproche penal alguno cuando por el contrario el delito de racismo es uno de los más graves contemplado en los instrumentos jurídico-penales. En los últimos años en la provincia de Jaén se han producido casos como los de Torredonjimeno, Martos y Mancha Real a los que ahora se suma una vez más un nuevo acto racista en Castellar. Ello nos debe llevar a todos a estar especialmente vigilantes en la lucha contra el antigitanismo en esta provincia. 2) Los tribunales de justicia y las fiscalías no han actuado, hasta ahora, con la necesaria contundencia contra este tipo de comportamientos que pueden crear una brecha insalvable en la convivencia ciudadana. Las condenas producidas contra personas que han efectuado comportamientos de romofobia o antigitanismo han sido escasas y/o poco ejemplares. 3) Las Fuerzas de Seguridad del Estado, en general, no han practicado detenciones por la comisión delictiva de la romofobia limitándose en la mayor parte de las ocasiones solo a proteger las viviendas que habían sido incendiadas. Esta actitud de protección a las viviendas de los gitanos es encomiable pero no suficiente por cuanto el autor del delito de racismo debe ser detenido y puesto a disposición judicial. 4) Muchos alcaldes que han sufrido en su municipio brotes de romofobia/antigitanismo se han limitado tras producirse actos violentos que han llegado a incendios de casas en ocasiones a intentar mediar entre los racistas y las víctimas que sufren el delito. Ejemplo de ello es este caso de Castellar en el que se ha presionado a ciudadanos gitanos que han vivido siempre en el pueblo a abandonar sus viviendas ofreciéndoles como alternativas asumir el pago de viviendas en otros pueblos o a abonarles el importe del depósito de gasolina de los vehículos para que se marcharan. 5) Los medios de comunicación en general presentan los brotes de romofobia/antigitanismo como medios de defensa de la población mayoritaria ante las agresiones sufridas por la población gitana equidistando y situando en el mismo nivel de cobertura mediática a quienes cometen el delito de romofobia con incendios en algunos casos que a las víctimas que sufren este tipo de actos violentos. En base a ello: 1) Condenamos los actos violentos y racistas ocurridos en la localidad de Castellar y hacemos un llamamiento a quienes creemos en el Estado de Derecho para que se impida tomarse la justicia por su mano con bravuconadas de fanáticos y para que se defienda un concepto de justicia moderna donde solo la comisión delictiva tras la demostración en sede judicial puede llevar aparejada sanciones penales individualizadas y proporcionadas. Todo comportamiento de manifestaciones ilegales y/o violentas contra la población gitana de la localidad no solo es incívico y salvaje sino penalmente reprochable. Por ello pedimos a jueces, fiscales, alcaldes, concejales, fuerzas de seguridad, medios de comunicación y población en general que defiendan lo que dice la ley, que protejan las viviendas de los ciudadanos gitanos agredidos y que se detenga a los agresores efectuándose una información comprometida con la defensa del legítimo derecho de los gitanos a vivir en sus pueblos sin ningún miedo a ser expulsados de los mismos por manifestaciones fanáticas. 2) Por nuestra parte, las organizaciones gitanas de toda España reunidas en el día de hoy en Jaén queremos dejar claro que los gitanos somos tan españoles y tan ciudadanos de las comunidades locales como el resto de la población y manifestamos que no vamos a permitir, nunca más, de ningún modo, que se intimide a los ciudadanos gitanos para que abandonen sus ciudades ejerciendo todas las acciones legales a nuestro alcance contra quienes por acción violenta u omisión de su función pública provocaren delitos de romofobia o antigitanismo. Queremos con ello colaborar a una sociedad donde quepamos todos los ciudadanos sean payos o gitanos, En Jaén, a 25 de agosto de 2014.

Sin comentarios

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar