Es un error confundir la libertad de expresión con el discurso de odio

Es un error confundir la libertad de expresión con el discurso de odio. No todo vale. La libertad de expresión es un derecho pero como todos los derechos tiene límites. El límite es cuando a través de la libertad de expresión se conculcan otros derechos. Cuando ello ocurre hay que valorar cual es el derecho que prevalece. Y no nos cabe ninguna duda que la lucha contra el racismo y el antigitanismo es un derecho preferente. El odio ante el diferente debe tener respuesta penal. Muy clara. Que no llame a engaños. El que contamina paga. A todos los políticos que mandan: No desandemos caminos que apenas se han iniciado. Al contrario, el racista debe saber que la ley le sancionará si su discurso incita al odio. Dura lex sed lex.

En este sentido queremos difundir el magnífico artículo publicado por Esteban Ibarra Presidente del Movimiento contra la intolerancia: Aquí para leer la columna completa de Esteban Ibarra.

Sobre el proyecto «Los gitanos en el tiempo, el tiempo de los gitanos»: desde el Instituto de Cultura Gitana estamos difundiendo a través de nuestros canales digitales, archivos y documentos sobre la Rromipen (cultura gitana). Los contenidos culturales se facilitan en web y redes sociales, y están vinculadas con la Biblioteca de la Cultura Gitana y con otros archivos y fondos bibliográficos.

¡Os animamos a estar atentos a nuestras novedades culturales! Estamos por lo tanto subiendo nuevos contenidos vinculados con los archivos, para que así podáis ir descubriendo de primera mano las fuentes históricas que han permitido escribir historia. Fotografías, vídeos, legajos históricos, libros, revistas… disponibles tanto para los historiadores que estén trabajando en nuevas investigaciones como para los amantes de la Historia y de la Cultura Gitana.

No Comments

Post A Comment