Gala X Premios de Cultura Gitana 8 de Abril 2017

 


"Colores gitanos" por Diego Fernández, director del Instituto de Cultura Gitana

En este año 2017 casi ha coincidido la Semana Santa con el Día Internacional del Pueblo Gitano. Ambas celebraciones, además del artículo “Al Cristo de los gitanos, con el corazón encogío” de Juan de Dios Ramírez-Heredia, y el número especial de “Nevipens Romani” dedicado al 8 de Abril, me llevan a reflexionar sobre el color de los gitanos. Es verdad que muchas imágenes de procesiones en toda España tienen la cara y el color gitano. Ocurre con el Manué, pero también con el Prendi en Jerez o con el Cristo de los Gitanos de Granada cuyo recorrido realicé este año camino de la Abadía del Sacromonte con la luna llena al fondo coloreando la Alhambra mágica mientras escuchábamos martinetes en la puerta de la cueva de Curro Albaycín. Es verdad que muchos gitanos y gitanas con la pasión del momento reivindican que el color del Cristo es el mismo que el de su padre, aunque cuando lo vuelven a mirar ven el color de sus hijos. Pero ¿Tenemos algún color los gitanos? Muchos poetas con el mejor de los deseos escribieron sentidos versos sobre este tema. El Tío Rafael, que era un gran sabio y un gran escritor, manifestaba que los gitanos somos del color de bronce. Y Federico García Lorca siempre iluminaba a los gitanos con el verde aceituna o con una bellísima metáfora que demuestra la brillante lírica lorquiana cuando describe a Antoñito el Camborio, símbolo de la identidad gitana, como “moreno de verde luna”. Los racistas también nos pusieron colores. Fanáticos antigitanos inquisitoriales en la línea del catedrático de escritura sagrada de la Universidad de Toledo Sancho de Moncada creían que los gitanos eran enjambres de delincuentes blancos que se pintaban la cara oscura para delinquir sin ser reconocidos. Y los nazis insistían en el color negro para referirse a los gitanos, incluso nos obligaron a llevar un triángulo identificativo de la gitanidad del mismo modo que los judíos eran obligados a llevar la estrella de David. Esta tradición de un supuesto color negro se ha mantenido en muchos escritos a lo largo del tiempo. Cuando yo era niño, otros niños intentaban insultarme llamándome a veces gitano negro o negruzco. En fin, queridos hermanos ¿Cuál es el color de los gitanos? ¿Cuál es el color que nos describe mejor? ¿Cuál es el color que diremos cuando nos pregunte algún formulario atrasado o algún insulto atemporal? … creo que el color de los gitanos es el que está más cerca de nuestro corazón y éste es verde y azul donde confluyen venas y arterias rojas. Así fue definido en el histórico Congreso de Londres de un 8 de abril 1971. Color verde como la yerba de los bosques y los campos donde descansamos como hijos del viento, donde trotaron nuestros caballos veloces a través del verde prado, donde nos ocultamos en tiempos de silencio y azabache. Color del cielo azul donde duermen las estrellas cada noche e iluminan las aguas del mar y de los ríos sobre ruedas rojas teñidas de sangre a través de los caminos. Ese es nuestro color, color gitano.

"PREMIOS DE CULTURA GITANA 8 DE ABRIL" 2017

La ceremonia de entrega  de la 10ª edición tendrá lugar el próximo 8 de abril en el Auditorio del Centro de Arte Reina Sofía de Madrid

Premiados en la edición de 2017:

Premio de Artes Escénicas y Literatura: José Maya

Premio de Pintura y Artes Plásticas: David Zafra

Premio de Música: Remedios Amaya

Premio de Investigación: Salvador Carrasco

Premio de Deportes: Samuel Carmona

Premio de Jóvenes Creadores: Celia Montoya

Premio de Comunicación: Miranda Vuolosranta (European Roma Travellers Forum)

Premio a la Concordia: Rami Fernández Fernández

Premio a toda una trayectoria: Romani Rose


Noticias anteriores

Más noticias...

Últimas actividades
Premios de Cultura Gitana 8 de Abril 2011
España se prepara para el I Congreso Mundial de Mujeres Gitanas en 2011
Premios de Cultura Gitana 2009
Día de la mujer gitana trabajadora